top of page
Buscar
  • Foto del escritorErnesto Prieto Gratacós

HIPOTIROIDISMO SILENCIOSO

Actualizado: 16 abr

Si estás experimentando fatiga, intolerancia al frío, pérdida del cabello, obesidad, estreñimiento, memoria debilitada, depresión y “neblina mental” -y no hay otra evidente deficiencia orgánica que lo explique- es posible que padezcas de hipotiroidismo subclínico. Esto significa que, aunque a primera vista tus análisis de sangre pueden aparecer normales, a nivel biológico la crucial función de tus hormonas tiroideas está siendo insuficiente. Como un metrónomo, o el baterista que marca el ritmo en una banda musical, la glándula tiroides segrega hormonas que determinan el ritmo del metabolismo. Esto se logra primariamente estimulando a los tejidos de cada órgano del cuerpo para que incrementen la intensidad de sus funciones y su consumo de oxígeno.


Fig.1 En un círculo cerrado, los niveles de hormonas tiroideas se regulan por varios mecanismos coordinados de retroinhibición. Al sensar un descenso en hormonas tiroideas circulantes, el hipotálamo -porción del cerebro ubicada justo sobre la hipófisis o glándula pituitaria- segrega la hormona liberadora tirotrofina, la que a su vez estimula a la hipófisis para que segregue TSH (hormona estimulante de tiroides).


El rango de referencia no refleja la realidad fisiológica


Con la edad, suelen aparecer síntomas tales como obesidad y depresión. Si una imperceptible deficiencia tiroidea fuera la causa, ambas pueden ser remediadas con la suplementación adecuada de las sustancias involucradas en la síntesis de la hormona tiroidea activa, la T3. Estas sustancias incluyen yodo, selenio, magnesio, zinc, vitaminas del complejo B, vitamina A y vitamina D3. Sin quererlo, muchas personas (especialmente mujeres) debilitan su fabricación de hormonas tiroideas debido a la malnutrición crónica que supone una dieta excesivamente cargada de carbohidratos refinados, o bien una dieta vegana, y -de manera notoria- la restricción calórica moderada, monótona y crónica, que tan popular se ha hecho en la forma de "ayuno" intermitente. Otro problema es la existencia de alimentos goitrógenos (que producen bocio o hipotiroidismo). Una familia entera de estos alimentos es la de los vegetales como la col, o los repollitos de Bruselas, kale, bok choi, y otras, pertenecientes al grupo Brassica.


Cerca del 40% de las personas mayores de treinta años padece de hipotiroidismo, detectado o no (1). El hipotiroidismo franco es muy fácil de diagnosticar, ya que las hormonas tiroideas (T4 y T3) estarán deprimidas, al tiempo que la hormona estimulante (TSH) estará alta debido a que la hipófisis intenta estimular a la glándula para compensar la deficiencia sanguínea. Sin embargo, la mayoría de los médicos aún se basa en los antiguos valores de referencia normales (0,4 --- 5,5 µUI/mL), considerando sanos los valores de TSH incluidos dentro de ese rango. Aun si las hormonas T4 y T3 están dentro de rangos normales, la presencia de dos o más síntomas de una baja función tiroidea (↑) acompañados de una TSH >2 fuerza a sospechar un hipotiroidismo subclínico.


La causa primaria más poderosa de hipotiroidismo es la deficiencia nutricional de yodo y selenio. Esto no se refiere a enfermedades autoinmunes como Hashimoto y Graves, que en nada se benefician de los suplementos con yodo. Desde hace décadas, la mayoría de los países ha decretado una ley que obliga a los productores de sal comestible a agregar yodo a cada lote. A menudo las deficiencias metabólicas que caracterizan al hipotiroidismo provienen de la deficiencia combinada de yodo, selenio y vitamina A. Se sabe hace mas de 20 años que la suplementación abundante con Selenio, Zinc, Manganeso y vitamina A, así como una adecuada provisión de vitaminas B, es capaz de reactivar el sistema hormonal de control del eje hipotálamo-hipófisis-tiroides y mejora la conversión de T4 en T3 (triyodotironina, la forma activa de la hormona)(2-4).

Fig.2 Los modelos moleculares de T4 (prohormona tiroxina) y T3 (triyodotironina) muestran en color púrpura los átomos de yodo -cuatro y tres respectivamente- de estas importantísimas secreciones tiroideas. ¡Es por esto que el yodo es esencial para la formación de las hormonas tiroideas!


Niveles sanguíneos de TSH mayores a 2 (µUI/mL) revelan deficiencias funcionales aun con valores normales de T4 y T3, al tiempo que auguran alta probabilidad de padecer hipotiroidismo franco y enfermedad tiroidea autoinmune en los próximos veinte años. Asimismo, pasado este valor de TSH es también más elevado el riesgo de enfermedad cardiaca (5). Una manera práctica de diagnosticar el hipotiroidismo subclínico es medir diariamente la temperatura basal (sublingual, al amanecer) durante dos semanas seguidas. Desarrollado por Broda Barnes, este test revela la intensidad del metabolismo basal (6). Si la temperatura está consistentemente por debajo de 35,5*C esto es indicativo de un metabolismo basal deprimido. Si ninguna de las estrategias nutricionales descritas resuelve el problema, puede que sea necesaria una reposición hormonal bioidéntica. Prescrita por un médico competente, la suplementación con extracto de tiroides y/o reemplazo de las hormonas T4 y T3 cambiará radicalmente el estado orgánico y mental de las personas aquejadas de esta forma silenciosa, subclínica de hipotiriodismo.


** La deficiencia de selenio se ha asociado a una alteración de la inmunidad y a una inflamación crónica. Una cantidad considerable de investigaciones realizadas en cultivos celulares y en modelos animales indica que el selenio desempeña un papel esencial en la regulación de la migración, la proliferación, la diferenciación, la activación y la función óptima de las células inmunitarias, influyendo así en la inmunidad innata, la producción de anticuerpos dependientes de las células B y la inmunidad de las células T. Pruebas recientes sobre el papel del selenio y las selenoproteínas en la producción de mediadores lipídicos (eicosanoides) implicados en las respuestas inflamatorias sugieren que la administración de suplementos de selenio podría mitigar las respuestas inflamatorias disfuncionales que contribuyen a la patogénesis de muchas enfermedades crónicas.


Nota sobre selenio y Hashimoto: La Tiroiditis Autoinmune de Hashimoto (TAH) se caracteriza por la infiltración de células T en la glándula tiroidea y por la circulación de autoanticuerpos (predominantemente contra la peroxidasa tiroidea), lo que provoca inflamación crónica de la glándula, daño tisular y los síntomas clásicos de hipotiroidismo. Aunque la función de la glándula tiroidea de los individuos sanos suele estar protegida de las fluctuaciones en el suministro de selenio, su carencia nutricional y los polimorfismos genéticos que afectan a la actividad de las selenoproteínas pueden contribuir a al trastorno tiroideo autoinmune. La suplementación con selenio tiene mérito como tratamiento complementario a la terapia de sustitución de T4 en pacientes con TAH, contribuyendo a reducir los autoanticuerpos circulantes, los síntomas anímicos y la biodisponibilidad de la hormona, permitiendo una disminución de la dosis de levotiroxina. Se ha reportado que la administración de selenio mejoraba en general la salud de los pacientes afectados por otros trastornos tiroideos autoinmunes que conducen al hipertiroidismo (enfermedad de Graves).


Mira el Instagram LIVE sobre este importante tema siguiendo este enlace: https://www.instagram.com/p/Cyouhy9v2DX/?utm_source=ig_web_copy_link&igshid=MzRlODBiNWFlZA==


Ernesto Prieto Gratacós

Laboratorio de Terapia Metabólica, Buenos Aires.


Aviso legal: El blog Science to the People!TM proporciona información científica sobre aspectos de salud, factores nutricionales y suplementos dietéticos, alimentos y bebidas para el público en general. La información se pone a disposición con el entendimiento de que el autor no está proporcionando servicios de asesoramiento médico, psicológico o nutricional de ninguna clase en este blog. La información no debe utilizarse en lugar de una consulta con un profesional de la salud o de la nutrición competente. La información sobre factores y suplementos dietéticos, alimentos y bebidas contenida en este sitio blog no cubre todos los posibles usos, acciones, precauciones, efectos secundarios e interacciones. No pretende ser un consejo nutricional o médico para problemas individuales. Se rechaza expresamente la responsabilidad por acciones u omisiones individuales basadas en el contenido de este sitio. No está permitido copiar, modificar, distribuir, mostrar, transmitir, ejecutar, publicar o vender el material protegido por derechos de autor de este sitio web sin referenciar debidamente al dueño del contenido. Usted puede establecer un hipervínculo a este sitio web, pero debe incluir la siguiente declaración: "Este enlace conduce a un sitio web proporcionado por Ernesto Prieto Gratacós. [Su nombre] no está afiliado ni respaldado por Ernesto Prieto Gratacós"

6261 visualizaciones5 comentarios

Entradas recientes

Ver todo

5 comentarios


Victor Torres
Victor Torres
20 mar

Creo que tambien es importante resaltar docis, segun lo que he investigado, no soy certero, ya que hay muchos factores involucrados, pero la docis optima de yodo es 12Mg, de selenio: 200Mcg, Zinc: 60Mg, complejo B cada uno con un minimo de 25Mg

Me gusta

Miembro desconocido
13 nov 2023

Super importantes , muchas gracias tomo nota , se lo presentaré a mi médico de cabecera. Mil gracias !!

Me gusta

Gerardo Salvadori
Gerardo Salvadori
13 nov 2023

Estimado Ernesto, gracias por compartir el conocimiento.

Me gusta

Miembro desconocido
21 oct 2023

Gracias Ernesto se puede hacer consulta personal. Donde ya q mi lugar de residencia es la Pcia. Buenos Aires y cual es el valor de dicha

Me gusta

Miembro desconocido
31 ago 2022

muchas gracais!

Me gusta
bottom of page