B6, FERTILIDAD y DEPRESIÓN

Es imposible mantenerse entusiasta y productivo sin consumir abundante piridoxina. De hecho, sin esta vitamina el cerebro no puede fabricar dopamina, un neurotransmisor fundamental para la existencia. La vitamina B6 y sus derivados orgánicos (piridoxina, piridoxal, etc), son cruciales en más de 100 enzimas que gobiernan el metabolismo de las proteínas. ¿Crees que incorporas abundante B6? Si eres como el promedio de las personas en las naciones occidentales, en realidad tienes una burda deficiencia de este factor nutricional crítico. Además, no hay que confundir los "valores de referencia", que solo informan si tenemos la Cantidad Mínima Imprescindible de un nutriente suficiente para no morir. Varios medicamentos, como los antituberculosos, los antiparkinsonianos, los antiinflamatorios no esteroideos y los anticonceptivos orales, interfieren en el metabolismo de la B6.


La vitamina B6 es un micronutriente esencial, o sea, debe importarse con la dieta porque el organismo humano no puede sintetizarla. El piridoxal desempeña un rol vital en la función de más de 100 enzimas que catalizan reacciones químicas críticas en tu cuerpo.

Recuerda que las enzimas son aceleradores biológicos, que imprimen velocidad procesos biológicos importantísimos, como la biosíntesis de la hemoglobina y diversos aminoácidos, así como el metabolismo de los ácidos grasos. El piridoxal también es coenzima para las reacciones sintéticas de la glucosa a partir de aminoácidos durante los ayunos, el crucial proceso de síntesis de novo o gluconeogénesis. La B6 es crucial para el Sistema Nervioso. En el cerebro, la enzima L-aminoácido aromático descarboxilasa -dependiente de B6- cataliza la síntesis de dos importantes neurotransmisores: la serotonina y la dopamina. Otros neurotransmisores, como la glicina, la D-serina, el glutamato, la histamina y el ácido γ-aminobutírico (GABA), también se sintetizan en reacciones catalizadas por enzimas dependientes del piridoxal. La B6 participa también en la síntesis del grupo hemo, un componente de la hemoglobina que contiene hierro, sin el cual no es posible el transporte de oxígeno. Es así que la deficiencia de vitamina B6 puede impide la síntesis de hemoglobina y provoca anemia microcítica.


Las hormonas sexuales (estrógenos y testosterona) ejercen sus efectos en el organismo uniéndose a los receptores específicos en el núcleo de las células. Estos receptores nucleares se unen al ADN y alteran la transcripción de los genes, y se ha descubierto un mecanismo por el cual el piridoxal afecta los receptores de esteroides sexuales anulando[1] sus efectos. Si la actividad de los receptores de esteroides para el estrógeno, la progesterona, la testosterona u otras hormonas esteroides puede ser modulada por el piridoxal, es posible que el estado de la vitamina B6 pueda influir en la fertilidad.


Fig.2 La vitamina B6 -vitamina hidrosoluble- es un factor crítico en la síntesis cerebral del neurotransmisor dopamina. El término “vitamina B6” se refiere en conjunto a seis formas comunes: piridoxal, piridoxina, piridoxamina y sus formas fosforiladas. El derivado fosfato-éster piridoxal 5'-fosfato (PLP) es la forma de coenzima bioactiva que interviene en más del 4% de todas las reacciones enzimáticas del organismo.


La deficiencia grave de vitamina B6 es poco común. Se cree que las personas alcohólicas (generalmente malnutridas) son los que más riesgo corren de padecer una deficiencia de vitamina B6 debido a la baja ingesta dietética y al metabolismo alterado de la vitamina, y se han descrito patrones anormales de electroencefalograma (EEG) en adultos con deficiencia de vitamina B6. Otros síntomas neurológicos observados en la deficiencia de vitamina B6 son la irritabilidad, la depresión y la confusión; otros síntomas adicionales son la inflamación de la lengua, las llagas o úlceras de la boca y las úlceras de la piel en las comisuras de los labios. Dado que el piridoxal interviene en muchos aspectos del metabolismo, especialmente en la síntesis de aminoácidos, la ingesta de proteínas de un individuo influye en las necesidades de vitamina B6, que desempeña un papel fundamental en la tolerancia inmunitaria del feto[2] durante el embarazo. La carencia grave de vitamina B6 es una factor contribuyente de la infertilidad.


Hay pruebas que sugieren que una ingesta adecuada de vitamina B6 es importante para el funcionamiento óptimo del sistema inmunitario, especialmente en las personas mayores (ver referencias abajo). Sin embargo, la inflamación crónica que desencadena la degradación del triptófano y contribuye a varias enfermedades (ECV y cáncer) puede precipitar la pérdida de piridoxal, aumentando las necesidades de vitamina B6.


Nota: El uso de suplementos multivitamínicos (incluida la vitamina B6) se ha asociado a un riesgo 24% menor de enfermedad arterial coronaria (ECV) incidental en un gran estudio prospectivo de 80.082 mujeres de la cohorte del Estudio de Salud de las Enfermeras de EE.UU. Utilizando cuestionarios de frecuencia de alimentos, los autores observaron que las mujeres en el quintil más alto de ingesta de vitamina B6, tanto de alimentos como de suplementos (mediana, 4,6 mg/día), tenían un 34% menos de riesgo de ECV en comparación con las del quintil más bajo (mediana, 1,1 mg/día). La ECV se caracteriza por la estenosis (estrechamiento) de las arterias coronarias debido a la presencia de ateromas, que puede dar lugar a un infarto de miocardio. Más recientemente, un estudio prospectivo que siguió a una cohorte japonesa de más de 40.000 individuos de mediana edad durante 11,5 años informó de un riesgo 48% menor de infarto de miocardio en aquellos que se encontraban en el quintil más alto (1,6 mg/día) de ingesta de vitamina B6 en los no consumidores de suplementos.


Los primeros estudios observacionales también han demostrado una asociación entre un nivel plasmático de piridoxal 5'-fosfato (PLP) subóptimo, un nivel elevado de homocisteína en sangre y un mayor riesgo de enfermedad cardiovascular. Investigaciones más recientes han confirmado que el bajo nivel de piridoxal en plasma es un factor de riesgo de ECV (si bien no su causa primaria).


Carencia de B6 = depresión

La depresión es un trastorno común que a veces aparece después de enfermedades agudas, como la fractura de cadera o el ictus. La coexistencia de síntomas de depresión y un estado bajo de vitamina B6 (nivel de PLP en plasma ≤20 nanomoles/litro) se ha reportado en algunos estudios. En un estudio prospectivo de 3.503 personas de 65 años del Proyecto de Salud y Envejecimiento de Chicago, la ingesta total de vitamina B6 (pero no la ingesta dietética por sí sola) se correlacionó de forma inversa con la incidencia de síntomas depresivos durante un periodo medio de seguimiento de 7 años. En un ensayo aleatorizado, doble ciego y controlado con placebo en 563 personas que habían sufrido un ictus reciente, la administración de suplementos diarios de 2 mg de ácido fólico, 0,5 mg de vitamina B12 y 25 mg de vitamina B6 redujo a la mitad el riesgo de desarrollar un episodio depresivo grave durante un periodo medio de seguimiento de 7,1 años. Esta reducción del riesgo se asoció a un nivel de homocisteína en plasma un 25% menor en los pacientes que recibieron suplementos en comparación con los controles.

La importancia de las enzimas dependientes de piridoxal -la forma bioactiva de la B6- en la síntesis de varios neurotransmisores ha llevado a muchos investigadores a considerar si la deficiencia de vitamina B6 puede contribuir a la aparición de síntomas depresivos. De lo que sí estamos seguros es de que la suplementación con L-Fenilalanina + B6… ¡levanta el ánimo!


La piridoxina parece prevenir los cálculos renales

Un amplio estudio prospectivo examinó la relación entre la ingesta de vitamina B6 y la aparición de cálculos renales sintomáticos en las mujeres. Un grupo de más de 85.000 mujeres sin antecedentes de cálculos renales fue seguido durante 14 años, y las que consumían 40 mg o más de vitamina B6 al día tenían sólo dos tercios del riesgo de desarrollar cálculos renales en comparación con las que consumían 3 mg o menos. Sin embargo, en un grupo de más de 45.000 hombres a los que se hizo un seguimiento durante 14 años, no se encontró ninguna asociación entre la ingesta de vitamina B6 y la aparición de cálculos renales. Datos experimentales limitados han sugerido que la suplementación con altas dosis de piridoxamina puede ayudar a disminuir la formación de cálculos renales de oxalato de calcio y a reducir los niveles de oxalato en la orina, un importante determinante de la formación de cálculos renales de oxalato de calcio.

[1] El piridoxal interactúa con un represor de receptores nucleares (el RIP140/NRIP1) que tiene un rol en la biología reproductiva, por lo que su deficiencia afecta la fertilidad.

[2] Varias reacciones enzimáticas de la vía del triptófano-quinurenina dependen de la coenzima de la vitamina B6, el piridoxal 5'-fosfato (PLP). Se sabe que esta vía se activa durante las respuestas inmunitarias proinflamatorias y el embarazo.



Ernesto Prieto Gratacós

Laboratorio de Ingeniería Biológica

Licencia Creative Commons Atribución -NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional


Aviso legal: El blog Science to the People! proporciona información científica sobre aspectos de salud, factores nutricionales y suplementos dietéticos, alimentos y bebidas para el público en general. La información se pone a disposición con el entendimiento de que el autor no está proporcionando servicios de asesoramiento médico, psicológico o nutricional de ninguna clase en este blog. La información no debe utilizarse en lugar de una consulta con un profesional de la salud o de la nutrición competente. La información sobre factores y suplementos dietéticos, alimentos y bebidas contenida en este sitio blog no cubre todos los posibles usos, acciones, precauciones, efectos secundarios e interacciones. No pretende ser un consejo nutricional o médico para problemas individuales. Se rechaza expresamente la responsabilidad por acciones u omisiones individuales basadas en el contenido de este sitio. No está permitido copiar, modificar, distribuir, mostrar, transmitir, ejecutar, publicar o vender el material protegido por derechos de autor de este sitio web sin referenciar debidamente al dueño del contenido.

Puede establecer un hipervínculo a este sitio web, pero debe incluir la siguiente declaración: "Este enlace conduce a un sitio web proporcionado por Ernesto Prieto Gratacós. [Su nombre] no está afiliado ni respaldado por Ernesto Prieto Gratacós".

3323 visualizaciones2 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo