top of page
Buscar
  • Foto del escritorErnesto Prieto Gratacós

DISAUTONOMÍA

Sin saberlo, muchas personas padecen un desequilibrio neurovegetativo. Si ves que ha disminuido tu tolerancia a los cambios externos, ya sea al clima, al trabajo, a las personas o a los esfuerzos cotidianos, puedes estar desarrollando un Síndrome Disautonómico. La disautonomía es, en esencia, un estado de fatiga hormonal y desequilibrio nervioso. El sistema nervioso autónomo (SNA), conocido también como sistema nervioso vegetativo, se encarga de controlar las funciones corporales independientes de nuestra voluntad, como la respiración, la circulación sanguínea, los latidos del corazón, la digestión, la presión arterial y la temperatura corporal. Dicha fatiga nerviosa predispone a eventos cardiacos, baja tu productividad, tu sexualidad, así como tu capacidad de adaptación física, psicológica e interpersonal.

El hecho de perder flexibilidad nerviosa y metabólica te hace vulnerable a cambios bruscos de toda clase. Los cambios ambientales, por ejemplo, demandan ajustes continuos del organismo, que se destruiría muy pronto sin la intervención reguladora del sistema neurovegetativo. El SNA se divide en diferentes conjuntos de nervios que forman los sistemas nerviosos simpático y parasimpático. Ambos sistemas actúan sobre los mismos órganos, pero con funciones opuestas y antagónicas. En otras palabras, las reacciones que el sistema simpático estimula en situaciones ambientales estresantes o amenazantes (por ejemplo, aumento de los latidos del corazón) son luego aliviadas por el sistema parasimpático para estabilizar el organismo una vez que pasa el estado de alarma (reducción de los latidos del corazón).

La disautonomía es entonces un trastorno causado por alteraciones del sistema nervioso autónomo consistente en un desequilibrio entre los subsistemas simpático y parasimpático del Sistema Nervioso Autónomo que afecta a las funciones involuntarias coordinadas por este. Algunas situaciones favorecen la aparición de estos episodios. Por ejemplo: después de haber estado de pie durante mucho tiempo, de haberse levantado de la cama de forma repentina, o de detenerse por completo en medio del ejercicio algunas personas tienen una sensación de desmayo, porque el retorno venoso al corazón se enlentece bruscamente y llega menos oxígeno al cerebro.

La disautonomía es un trastorno del Sistema Nervioso Autónomo que puede afectar a personas de cualquier edad, pero es más frecuente en las mujeres que en los hombres. Entre las causas de disautonomía figuran factores hormonales, enfermedades virales, enfermedades autoinmunes (diabetes tipo 1 -DBT1-, síndrome de Sjögren), enfermedades cardiovasculares o neurológicas degenerativas (como Parkinson o demencias vasculares), intoxicación, fibromialgia, traumatismos y a una combinación de esfuerzo físico y estrés sostenido. La disautonomía puede ser una enfermedad primaria o secundaria. En este último caso, es un síntoma asociado a enfermedades como la hiperinsulinemia, el alcoholismo, los tumores, las enfermedades metabólicas y autoinmunes, entre otras.

En caso de que experimentes los siguientes síntomas, conviene que lo informes a tu terapeuta: miedo o preocupación continua, taquicardia (o sensación de latidos más enérgicos), dolor sordo en el pecho, opresión precordial, sensación de catástrofe inminente, sudoración descontrolada, piernas inquietas. Como es obvio, esta constelación de síntomas resulta de la pérdida de capacidad adaptativa del SNA -resultante en inelasticidad o intolerancia- por exposición continua a estresores ambientales o daños internos.

Es por eso que un recurso efectivo en la disautonomía es la terapia acupuntural, perfeccionada en la práctica clínica de la Medicina Tradicional China durante siglos. Conviene recordar que el SNA, comúnmente denominado neurovegetativo o sistema nervioso visceral, está a cargo de la porción discreta de comunicación interna del organismo -la vida vegetativa- siendo las secreciones endocrinas y paracrinas la porción continua del sistema de control interno. Su función consiste en controlar los vasos sanguíneos, vísceras, glándulas secretoras, así como la respiración, la digestión y la temperatura. El neurovegetativo rige las adaptaciones automáticas inmediatas y sin intervención de nuestra consciencia en respuesta a desafíos y agresiones ambientales. El sistema neurovegetativo rige pues el control interno porque es responsable, entre otras funciones, de las respuestas reflejas. Controla los músculos lisos, los músculos cardíacos y las glándulas exocrinas, permitiendo el aumento de la presión arterial, el aumento de la frecuencia respiratoria, los movimientos peristálticos y la excreción de sustancias.

Aunque se lo denomina “autónomo”, el sistema neurovegetativo no es independiente del resto del sistema nervioso, por lo que el nombre alude más bien a su independencia de la consciencia. De hecho, el SNA está interconectado con el hipotálamo, que coordina respuestas conductuales para garantizar la homeostasis. Se sabe que el neurovegetativo está constituido por un conjunto de neuronas ubicadas en la médula y el tronco cerebral. En el sistema nervioso, un receptor específico es capaz de sentir o percibir una perturbación ambiental o propia, llevando a cabo el proceso denominado transducción, que es la conversión de un estímulo (calor, frío, sabores, olores, sonidos, vibración, punción, golpe o caricia) en una señal eléctrica precisa en la membrana de las neuronas receptoras.

Este síndrome es perfectamente curable si se llevan a cabo las modificaciones sistémicas necesarias, incluyendo sauna, ejercicio, supernutrición, higiene del sueño, masajes, reposición hormonal, meditación guiada, QiGong y terapia de flotación con restricción sensorial.[1]

[1] Denominada REST (Restricted Environmental Stimulation Technique) o terapia de restricción de estímulos sensoriales, esta técnica es conocida popularmente como FLOTACIÓN.

Para quien está demasiado estresado y tenso, en particular si ya se está manifestando el Sindrome de Reacción Ortostática (taquicardia) no es conveniente hacer ejercicios bruscos e intensos, que solo agregan mayor tensión y sobrecarga. En ese caso, los ejercicios suaves y progresivos como el Qi Giong, el Hata Yoga y probablemente Pilates, pueden aliviar el estrés y contribuyen a ir equilibrando el organismo.


Ernesto Prieto Gratacós

Laboratorio de Ingeniería Biológica


Aviso legal: El blog Science to the People! proporciona información científica sobre aspectos de salud, factores nutricionales y suplementos dietéticos, alimentos y bebidas para el público en general. La información se pone a disposición con el entendimiento de que el autor no está proporcionando servicios de asesoramiento médico, psicológico o nutricional de ninguna clase en este blog. La información no debe utilizarse en lugar de una consulta con un profesional de la salud o de la nutrición competente. La información sobre factores y suplementos dietéticos, alimentos y bebidas contenida en este sitio blog no cubre todos los posibles usos, acciones, precauciones, efectos secundarios e interacciones. No pretende ser un consejo nutricional o médico para problemas individuales. Se rechaza expresamente la responsabilidad por acciones u omisiones individuales basadas en el contenido de este sitio. No está permitido copiar, modificar, distribuir, mostrar, transmitir, ejecutar, publicar o vender el material protegido por derechos de autor de este sitio web sin referenciar debidamente al dueño del contenido. Puede establecer un hipervínculo a este sitio web, pero debe incluir la siguiente declaración: "Este enlace conduce a un sitio web proporcionado por Ernesto Prieto Gratacós. [Su nombre] no está afiliado ni respaldado por Ernesto Prieto Gratacós".

9103 visualizaciones13 comentarios

Entradas recientes

Ver todo

13 comentarios


Miembro desconocido
30 nov 2023

Estoy desesperada porque no encuentro en España médicos que quieran investigarme este diagnóstico. Podría ayudarme con algún contacto? Aquí todos pasan el balón a otro especialista y se pasan los años sin que nadie pueda ayudarme a mejorar mi calidad de vida. Las citas tardan varios meses y las pruebas igual. Le suplico un atisbo de esperanza y le agradezco el modo humano y comprensivo con el que habla del tema. Me gustaría también proponerle averiguar si hay alguna relación entre la alta sensibilidad y la disautonomía.

Puede escribirme si lo desea a este correo si tiene alguna información o contacto que pueda ayudarme: merecerunavida@gmail.com Prometo ayudar a otras personas que lo necesiten también para que en España se empiece…

Me gusta

Miembro desconocido
13 ago 2023

Que interesante, no puedo parar de leer...

Me gusta

Miembro desconocido
08 jul 2023

Afortunada de leer! Muchas gracias! Amigo.

Me gusta

Miembro desconocido
06 jul 2023

Agradezco si me contactan con un grupo para intentar el ayuno guiado


Me gusta

Miembro desconocido
04 jul 2023

Me parece insolito que no menciones nunca el tema de neurotoxicos comprobados como el gluten y la caseina. Sorgen esta fuertemente relacionado al consumo del gluten. Gluten y caseina son proteinas duras que generan un intestino permeable y pasan elementos duros, como lo es una cadena proteica que no suelta sus aminoacidos, y llegan a la sangre, y desde ahi a todos los sistemas, incluido el sistema nervioso central y periferico, ver #Neurogluten y a su mejor exponente en castellano el doctor Luis Rodrigo Saez. Gluten y caseina relacionados con fibromialgia y lupus, ver al doctor Carlos Isasi Zaragoza. Lo insolito es que a pesar del amplio prontuario de estas dos cadenas duras y ulcerantes se reparta gluten y casei…

Me gusta
Miembro desconocido
05 jul 2023
Contestando a

en parte si tienes razon , pero como lo menciona el dr GRatacos , la genetica y sus habitos de vida influyen , ciudad ,campo y rural asi como sus recursos que tienen a tener o conseguir en su area , religion , etcc se tiene muchas variantes , personas cultas , personas autodidatas , excelente conversacion y púntos de vista saludos

Me gusta
bottom of page