top of page

FIEBRE vs VIRUS

Tras incontables millones de años de evolución, la fiebre ha permanecido en nosotros (y en todos los animales vertebrados) como un recurso vital para combatir los virus, hongos y bacterias que intentan infectarnos. Cortar la fiebre con antipiréticos (paracetamol, ibuprofeno, aspirina, indometacina) en un serio error que retrasa la curación y puede INDUCIR LA TORMENTA DE CITOQUINAS. En efecto, cuando cortamos farmacológicamente la fiebre, el organismo intenta una reacción de super-compensación y multiplica la síntesis de factores pirógeno-inflamatorios, llamados citoquinas. Usar hielo en la cabeza, sin embargo, no produce daño alguno. Salvo que padezcan epilepsia severa, los adultos no deben en ningún caso cortar la fiebre con fármacos, ya que interrumpen el trabajo de los interferones, la creación de anticuerpos, y la actividad germicida de los macrófagos y las células dendríticas.


Fig.1 Representación computacional del interferón. Nuestra larga e intensa experiencia clínica con pacientes oncológicos inmuno-suprimidos por terapias citotóxicas previas, nos ha dado la certeza de que los mecanismos inmunitarios naturales del organismo deben ser no sólo respetados sino incluso apoyados por diversos medios disponibles, como la hipertermia de cuerpo completo y las endovenosas de nutrientes inmuno-esenciales. En relación con los interferones, los neutrófilos y el importantísimo rol inmunoagónico de la fiebre, investigaciones recientes han revelado que las células defensivas autorregulan su potencial destructivo por diversos medios, incluyendo el receptor CXCR2 involucrado en la regulación de la fiebre. Nótese la presencia de tres átomos de Zinc (Zn), elemento imprescindible para la función inmune.


Es importante entender que todos los componentes de tu Sistema Inmune requieren (precisan, demandan, necesitan) una temperatura elevada para funcionar apropiadamente. Así pues, nuestro único deber es proveerle al ejército iunmunológico del organismo los nutrientes que requiere para funcionar: vitamina D, vitamina C, Zinc y Selenio, así como un ambiente metabólico propicio. La manera de obtener esto último es através de la nutrición congruente con el género humano, sumada al AYUNO PROFUNDO. Recuerda además que, de existir resistencia insulínica, los gérmenes patógenos se darán un banquete de glucosa dentro de tu propio cuerpo.


Fig.2 Representación esquemática de varios “antígenos” o estructuras moleculares ajenas a nuestro organismo, que son reconocidas y atrapadas por partículas orgánicas sintetizadas en nuestras células (los anticuerpos). Existe una inmensa variedad posible de estas increíbles estructuras de supresión química. La capacidad de adhesión y control de estas partículas generadas en nuestro organismo, mantiene a raya los cuerpos extraños que puedan ingresar al cuerpo. Una prueba de la increíble sabiduría del Sistema Inmune, es que para cada “cuerpo” existe un “anticuerpo”.


En teoría, los infectólogos reconocen la importancia inmunológica de la hipertermia endógena, sin embargo, la práctica de medicar vigorosamente la fiebre es generalizada entre los médicos e incluso demandada por los pacientes debido al alivio sintomático que provee dicha supresión farmacológica. Esta aversión profesional a permitir que las fiebres sigan su curso se debe a la posibilidad (pero muy baja probabilidad) de dañar el sistema nervioso central (SNC) en caso de convulsiones incontroladas inducidas por fiebre. Sin embargo, estadísticamente, la susceptibilidad a las convulsiones febriles entre los adultos no epilépticos es extremadamente rara. Estudios epidemiológicos exhaustivos y bastante sólidos sitúan el riesgo de convulsiones febriles en la población infantil en torno al 0,6%, con una incidencia que fluctúa entre 3,5/1000 en los países árabes y 17,4 / 1000 en las zonas rurales de Estados Unidos (14-16). El riesgo de episodios convulsivos gravita hacia niños de 6 meses a 5 años y se desencadena por temperaturas que superan el umbral de 38,3ºC, todo lo cual hace que el riesgo en la población adulta sea extremadamente bajo (17).


Los médicos deben tener en cuenta que, dentro del rango febril de 37,5 °C a 40,3 °C, la hipertermia se convierte en un modificador de la respuesta biológica seleccionado filogenéticamente para mejorar la respuesta inmune innata. La evidencia apunta hacia una regulación recíproca compleja que conecta las rutas moleculares de respuesta inflamatoria y las de shock térmico (46). La fiebre proporciona una muy necesaria activación de la ruta del shock térmico, la expresión génica de las citoquinas, la señalización celular y la movilización de las células inmunitarias hacia los focos infectados / lesionados. Apuntando en la misma dirección, se ha encontrado que el agonista proinflamatorio Toll-like receptor (TLR) altera el programa transcripcional inducido por el estrés térmico junto con la expresión génica de las HSP tras la co-exposición a infección y calor (47).

Inscribete para el webinar LOS MESES OSCUROS siguiendo este enlace:

Nota: Puedes leer mi articulo cientifico original publicado en el journal CURRENT TRENDS IN INTERNAL MEDICINE haciendo click aqui: https://www.ernestoprietogratacos.com/investigaci%C3%B3n


Ernesto Prieto Gratacós

Laboratorio de Ingeniería Biológica

Licencia Creative Commons Atribución -NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional


Aviso legal: El blog Science to the People!TM proporciona información científica sobre aspectos de salud, factores nutricionales y suplementos dietéticos, alimentos y bebidas para el público en general. La información se pone a disposición con el entendimiento de que el autor no está proporcionando servicios de asesoramiento médico, psicológico o nutricional de ninguna clase en este blog. La información no debe utilizarse en lugar de una consulta con un profesional de la salud o de la nutrición competente. La información sobre factores y suplementos dietéticos, alimentos y bebidas contenida en este sitio blog no cubre todos los posibles usos, acciones, precauciones, efectos secundarios e interacciones. No pretende ser un consejo nutricional o médico para problemas individuales. Se rechaza expresamente la responsabilidad por acciones u omisiones individuales basadas en el contenido de este sitio. No está permitido copiar, modificar, distribuir, mostrar, transmitir, ejecutar, publicar o vender el material protegido por derechos de autor de este sitio web sin referenciar debidamente al dueño del contenido. Usted puede establecer un hipervínculo a este sitio web, pero debe incluir la siguiente declaración: "Este enlace conduce a un sitio web proporcionado por Ernesto Prieto Gratacós. [Su nombre] no está afiliado ni respaldado por Ernesto Prieto Gratacós".




5179 visualizaciones5 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo