top of page
Buscar
  • Foto del escritorErnesto Prieto Gratacós

MÁS ALLÁ DE LA RESERVA DE GLUCÓGENO

Mientras circulen en sangre los azúcares, grasas y aminoácidos de la más reciente comida... el ayuno no ha empezado. La hora cero o momento inicial del estado de ayuno, se ubica entre 4 y seis horas después de tu última comida. Comenzar a sentir hambre, sin embargo, no significa tampoco que ya se esté produciendo autofagia.


La activación del ancestral programa de supervivencia y reciclaje proteico que denominamos autofagia regenerativa, solo comienza cuando el organismo confronta un déficit calórico del orden de las 1.700 a 2.700 kilocalorías diarias, por varias jornadas consecutivas. Para personas con un Indice de Masa Corporal (IMC) superior a 28 kg/m2, suelen ser necesarias 72 horas de inanición absoluta y actividad física normal para llegar a barrer con las reservas hepáticas y musculares de glucógeno. Esto es más que evidente en las mediciones de cetonemia, y en particular el ratio o proporción cetonemia:glucemia, que no supera la cifra de 0.4 hasta bien adentrado el ayuno profundo.


Si bien tejidos como la retina, mantienen un reciclaje proteico continuo -autofagia intrínseca- la mayoría de los órganos nobles, como el cerebro y el hígado no entran en verdadera autofagia hasta despues del agotamiento sistémico de las reservas de glucógeno. Por otra parte, la restricción calórica severa es hasta el momento la única intervención biogerontológica efectiva y reproducible para incrementar la longevidad máxima.


Experimentalmente, se trata de un sencillo protocolo, fácil de reproducir y aplicable a infinidad de especies. En realidad, dicha restricción calórica es el único método que ha objetivamente producido una disminución sustancial de la mortalidad por toda causa, un aumento radical de la longevidad máxima, y un incremento del tiempo de vida promedio. Como su nombre lo sugiere, la restricción calórica consiste precisamente en disminuir la cantidad de alimento diario en aproximadamente una tercera parte del monto calórico de una dieta ad libitum.


Una alternativa a esta sutil restricción crónica diaria (que demanda comer pobremente cada dia por el resto de la vida) es el ayuno profundo -tres días o más- practicado de modo periódico a intervalos irregulares. La alimentación espontánea -alimentarse a satisfacción en los días normales- combinada con periodos específicos de total inanición, es un método mucho más llevadero y probablemente más poderoso.



En los últimos veinte años, tras haber realizado en nuestro laboratorio varias decenas de miles de observaciones de ingreso y egreso en el territorio de la cetosis fisiológica en humanos (ratio keto : glu ≥ 0.4), nos hemos convencido de que la restricción profunda y abrupta es superior a la restricción leve y sostenida.


Desde una perspectiva biogerontológica, la importancia de un abordaje cuantitativo es innegable. La prolongación de la vida solo sucede en el contexto de una importante restricción vitalicia del monto calórico ingerido, aun cuando la calidad de la dieta sea óptima. Un flagrante ejemplo es el de los pueblos del Ártico, quienes a pesar de haber sostenido por milenios una dieta cetogénica absoluta típica de cazadores, con frecuentes periodos de escasez e innanición, alcanzaban una longevidad máxima equivalente a la de los glotones y enfermos europeos de la misma época. El asunto, claro está, es que los Inuit necesitaban gastar unas 7.000 kilocalorías por día debido al frio… por lo cual sus vidas se agotan antes.


Hay una aparente contradicción entre los reportes sobre longevidad en humanos en eras pasadas y las estimaciones que se han hecho sobre la edad promedio que alcanzaban nuestros ancestros. Por lo que hemos podido determinar, en el pasado se registraban casos de muy avanzada longevidad. Sucede, empero, que las enfermedades infecciosas daban cuenta casi enseguida (entre los 0 y los 7 años) de un porcentaje muy alto de la población. En Europa, la mortalidad infantil por cada mil nacidos vivos era altísima e incluso la mortalidad materna era sumamente frecuente (6 de cada cien madres morían tras dar a luz en 1850).


En el transcurso de su pubertad moría también gran cantidad de personas. Como resultado, tenemos tendencia a pensar que la duración máxima de la vida (máximum lifespan) ha crecido muchísimo, pero no es cierto. Es posible incluso que debido a condiciones ambientales especiales y a ciertos conocimientos, algunas personas hayan alcanzado en el pasado edades que hoy nos parecerían absolutamente increíbles.


Fig.1 La Drosophila Melanogaster, corrientemente llamada mosca de la fruta, ha sido la especie más usada en los cientos (sino miles) de experimentos reportados sobre prolongación de la vida por restricción nutricional.



La introducción de medidas sanitarias, agua potable, alcantarillas, mejores servicios de salud, el descubrimiento de las sulfas y antibióticos, así como la técnica industrial de fortificar los alimentos con vitaminas y antioxidantes, ha incrementado la edad promedio de la raza humana. Pero nosotros queremos mucho más: buscamos técnicas para prolongar radicalmente nuestra juventud y nuestra longevidad máxima[1].


¿Qué es, entonces, la restricción calórica?


Pues bien, desde hace unos ochenta años se sabe que las ratas, hamsters, perros y otros mamíferos, experimentan una marcada prolongación de su longevidad máxima con una dieta que contenga sólo dos tercios de las calorías que comerían si se les dejara alimentarse libremente (ad libitum). Cuando la restricción se inicia antes de la pubertad, el promedio de vida de los grupos estudiados se incrementa en un 65% y la longevidad máxima se incrementa en un 50%. Esto se debe a razones descritas en blogs y conferencias anteriores. Descontando este particular efecto, que involucra la función reproductiva, parecería que cada ser vivo tiene asignada una cuota de alimento fija, finita, para su vida entera. En consecuencia, aquellos que la consumen lentamente, viven más. El (o los) mecanismos por los cuales la restricción calórica severa logra tan espectaculares resultados no están aun del todo claros. Los efectos sin embargo son siempre contundentes:


- Apariencia juvenil

- Bajos índices de glucemia en sangre

- Menor atresia (encogimiento) del timo

- Conservación de la eficacia en la reparación del ADN

- Menor formación de tumores

- Oxidación más completa de los ácidos grasos

- Incremento cíclico de los cuerpos cetónicos

- Menos grasas peroxidadas en las membranas celulares

- Menor degeneración (entrecruzamiento proteico) del colágeno

- Menos grasa corporal y mayor sensibilidad a la insulina

- Niveles reducidos de citoquinas pro-inflamatorias


Disminuir la ingesta calórica ha mostrado invariablemente numerosos beneficios para la salud, mediados quizá por el incremento de la sensibilidad a la insulina, mejor resistencia al estrés, menor morbilidad e incremento de la longevidad. Los mecanismos celulares permanecen desconocidos, pero se da por sentado que es necesaria la disminución del aporte de calorías.


Sorprendentemente, los ratoncitos C57BL-6 que han sido mantenidos en un régimen de ayuno total alternado (día por medio, es decir 24 x 24) muestran iguales beneficios a pesar de no disminuir su ingesta calórica total ni perder peso corporal. Es decir, los verdaderos ayunos, en jornadas intercaladas, producen efectos que igualan o incluso superan los de la restricción calórica clásica, incluidas la disminución de la glucemia e insulinemia y la mayor resistencia de las neuronas al estrés excitotóxico. Los ayunos totales superiores a 48 hs, practicados intervalos periódicos, reproducen estos mismos efectos independientemente del aporte calórico mensual.

[1] En la jerga de las estadísticas demográficas se distinguen dos conceptos: mean life-span (edad promedio alcanzada por los individuos de un grupo) y maximum life-span (edad más alta registrada en un individuo en particular). Se considera (2021) que la expectativa de vida al nacer actual en países desarrollados es de unos 78 años. La edad más alta registrada en un humano –demostrable por documentos de identidad, registros de natalidad, etc.– es de 122.4 años, perteneciente a la señora suiza Jeanne Calment. Con cuidadosos análisis estadísticos se ha determinado que la longevidad máxima está aumentando a un ritmo del 1% cada década. No, gracias, mejor vamos a intentar el método acelerado.


Ernesto Prieto Gratacós

Laboratorio de Ingeniería Biológica


Aviso legal: El blog Science to the People!TM proporciona información científica sobre aspectos de salud, factores nutricionales y suplementos dietéticos, alimentos y bebidas para el público en general. La información se pone a disposición con el entendimiento de que el autor no está proporcionando servicios de asesoramiento médico, psicológico o nutricional de ninguna clase en este blog. La información no debe utilizarse en lugar de una consulta con un profesional de la salud o de la nutrición competente. La información sobre factores y suplementos dietéticos, alimentos y bebidas contenida en este sitio blog no cubre todos los posibles usos, acciones, precauciones, efectos secundarios e interacciones. No pretende ser un consejo nutricional o médico para problemas individuales. Se rechaza expresamente la responsabilidad por acciones u omisiones individuales basadas en el contenido de este sitio. No está permitido copiar, modificar, distribuir, mostrar, transmitir, ejecutar, publicar o vender el material protegido por derechos de autor de este sitio web sin referenciar debidamente al dueño del contenido. Usted puede establecer un hipervínculo a este sitio web, pero debe incluir la siguiente declaración: "Este enlace conduce a un sitio web proporcionado por Ernesto Prieto Gratacós. [Su nombre] no está afiliado ni respaldado por Ernesto Prieto Gratacós"

15.013 visualizaciones15 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

15 Comments


Unknown member
Apr 26, 2023

yo como una vez al dia a las 4 pm, 10 minutos de eliptica, 30 minutos levanto pesas y termino con 30 minutos caminando a regular intensidad de lunes a viernes. hago ayuno todos los meses del dia 1 al dia 7, ayuno profundo, no tomo mas medicamento para diabetes ni para hipertension. tambien estuve en dos mentorias con ERNESTO GRATACOS y estudie 4 de sus libros, por cierto, despues de 7 años, he vuelto a tener sexo , "eso" ya no funcionaba

Like

Unknown member
Apr 16, 2023

busco apoyo para trabajo social sobre alimentacion .0573117921465 cali colombia

Like

Unknown member
Apr 15, 2023

Desde hace 3 años practico el ayuno intermitente de 22 horas, comiendo únicamente una vez al día.


Y una vez al mes practico el ayuno profundo de 72 horas. Impresionante como se adquiere energía, hay despeje mental y se duerme mejor.


No hay nada como dejar al cuerpo repararse por sí solo.

Like

Unknown member
May 29, 2022

Hola Ernesto, yo vengo practicando de 36 horas, y quiero comenzar con 72 hs. Cada cuanto días es recom dado hacerlo? Un ves al mes por empl?

Like

Unknown member
May 27, 2022

Gracias mi coterraneo, es genial tener acceso a todos tus aportaciones, a la salud, la longevidad, la mayor productividad, etc. Estoy aprendiendo mucho y aplicando todo el conocimiento en mi vida y la de otras personas. Luis desde Londres.

Like
bottom of page